EL AYUNTAMIENTO DE BILBAO CELEBRARÁ EL MIÉRCOLES EL DÍA INSTITUCIONAL DE LA POETA BILBAINA ÁNGELA FIGUERA CON UNA CHARLA – RECITAL EN BIDEBARRIETA KULTURGUNEA CON LA POETA Y EDITORA ELENA MEDEL

La charla titulada “Ángela Figuera Aymerich y sus hermanas poetisas” comenzará a las 19:30 horas con entrada libre hasta completar aforo. El acto se podrá seguir en streaming, a través de la web: www.kulturguneatb.eus

El Ayuntamiento de Bilbao conmemorará el próximo miércoles, día 30, el nacimiento en la Villa de la poeta Ángela Figuera (Bilbao 1902 – Madrid 1984), con una conferencia – recital en la Biblioteca de Bidebarrieta en la que la editora y poeta Elena Medel, con datos y también con poemas, recorrerá nombres, poemas y vidas entrecruzadas con la de Ángela Figuera que forman parte de nuestra historia, pero que no aparecen en los manuales de Literatura.

Destacada figura de la poesía de posguerra, en 2008 el Ayuntamiento institucionalizó un día anual para contribuir a dar a conocer su vida y obra poética, desconocida para el gran público. El Ayuntamiento de Bilbao quiere de esta forma reconocer y recordar a una de las principales poetas vascas, perteneciente al grupo de poetas de la posguerra, la llamada generación del 36, muy marcada por la Guerra Civil y la posterior Guerra Mundial. A la vez, visibiliza a esta bilbaina que, como muchas mujeres de su época, por razones de género quedó relegada dentro su grupo poético al que pertenecía y del cual formaban parte autores vascos como Blas de Otero o Gabriel Celaya.

La conferencia de Elena Medel toma como punto de partida uno de los poemas más hermosos de Ángela Figuera: “Exhortación impertinente a mis hermanas poetisas”. Este texto celebra la sororidad, la hermandad y la complicidad entre las mujeres, y anima a las mujeres escritoras de su tiempo a tomar las riendas y escribir desde la conciencia de sus circunstancias. Porque Ángela Figuera Aymerich no escribió en soledad: formó parte de una particular “red” de afectos y apoyos en la que se integraban muchas de las poetas —en femenino— del medio siglo, la mayoría de ellas ausente hoy de los manuales de literatura, y se convirtió también en la gran influencia de sus compañeras de generación. Se reunían en tertulias, publicaban en las mismas revistas y antologías, comentaban las unas los libros de las otras… La charla tratará de responder a cuestiones como: ¿Cuál era su relación con Gloria Fuertes y el grupo de Versos con faldas? ¿Y con Carmen Conde, a quien dedicó el poema que da título a esta actividad? ¿Qué escritoras consideraron a Ángela Figuera Aymerich su maestra?.

Elena Medel nació en Córdoba en 1985, aunque reside en Madrid. Es autora de tres libros de poesía, reunidos en “Un día negro en una casa de mentira” (Visor, 2015), y de los ensayos “El mundo mago. Cómo vivir con Antonio Machado” (Ariel, 2015) y “Todo lo que hay que saber sobre poesía” (Ariel, 2018). Su debut se ha editado en inglés (My First Bikini, con traducción de Lizzie Davis; Jai Alai Books, 2015), destacando entre las versiones de sus poemas a una quincena de idiomas. Dirige la editorial de poesía La Bella Varsovia y coordina el proyecto “Cien de cien”, para la visibilización de la obra de las poetas españolas del siglo XX. Entre otros galardones, ha obtenido el XXVI Premio Loewe a la Creación Joven y el Premio Fundación Princesa de Girona 2016 en la categoría de Artes y Letras.

ÁNGELA FIGUERA
Ángela Figuera Aymerich nació en el seno de una familia acomodada bilbaína que no aceptó de buen grado que estudiara Filosofía y Letras en Madrid. Después de licenciarse obtuvo plaza en un instituto de Huelva, donde le sorprendió el estallido de la Guerra Civil. Tras la derrota del bando republicano, al que apoyaron tanto ella como su marido, Figuera se trasladó a Soria donde inicia la publicación de su obra literaria en 1948. Desarrolla, por tanto, su labor creativa durante las décadas de la dictadura con más férrea censura.

En 1948, animada por su marido, llevó a imprenta el que fue su primer libro, “Mujer de barro”, al año siguiente publicaba “Soria pura”, un homenaje a la melancólica ciudad castellana. Durante los años de la posguerra, Ángela Figuera descubrió la miseria extrema, el hambre, la desolación en que los vencedores habían sumido a los vencidos. Su poesía empezó a tornarse amarga, descreída, urgente. Publicó “Vencida por el ángel” y, poco después, vieron la luz “El grito inútil” (1952), “Los días duros” (1953) y “Vísperas de la vida” (1953). “Belleza cruel” publicado en Méjico en 1958 fue su libro más conocido y apreciado, pero “Toco la tierra” (1962), dejaba traslucir un cierto cansancio que fue detectado por la crítica. En adelante, tan sólo publicaría algunos poemas sueltos y el libro de relatos “Cuentos tontos para niños listos” (1980). Tras su muerte, en 1984, después de una larga enfermedad, llegó a las librerías la que fue su última obra, “Canciones para todo el año”.

BIDEBARRIETA KULTURGUNEA es un espacio dentro de la Biblioteca de Bidebarrieta cuyo principal objetivo es el desarrollo y la promoción del libro y la literatura.